Estamos en vuestra lista de buenos propósitos para 2018. ¿Nos ponemos a ello?

3-consejos-para-cumplir-tus-propositos-798x350

En los pocos más de diez días que llevamos de 2018 y a partir de lo que nos han trasladado varios de nuestros pacientes, nos hemos dado cuenta de que estamos incluidas en esa deseada lista de nuevos propósitos de año nuevo. Bueno, más bien nuestras recomendaciones y pautas. Y nos encanta.

¿Repasamos punto a punto esos retos fisioterapéuticos que repercutirán seguro en una mejor salud y bienestar? Por aquello de que reforzar el mensaje nos acerca más a los objetivos…

¡Aquí estamos 2018! Toma nota.

1. En el número 1: el rey de los retos. ‘Abandonaré el sedentarismo’.
Es uno de nuestros consejos estrella, y estamos felices de que much@s abráis así la lista de buenos propósitos.
Dejar a un lado el sedentarismo no implica necesariamente apuntarse a un gimnasio. Esta es una opción. Pero hay más alternativas, al aire libre y que puedes amoldar a tu horario. Caminar, salir a correr, patinar o ir de ruta con la bici son algunas. En cualquier caso, y sobre todo si has sido sendentari@ hasta el 1 de enero de 2018, tómate con calma la incursión deportiva. Conoce tus límites. Y mejor si lo haces con supervisión de un profesional.

2. ‘No iré a verte sólo cuando me encuentre ‘in extremis’.
En nuestro centro, además de tratar, asesoramos. Consúltanos cualquier duda, cualquier molestia previa, e intentaremos incorporar un tratamiento a tiempo, así como pautar ejercicios o hábitos que eviten que la lesión vaya a más o palien sus molestias.
Acudir a tu ‘fisio’ cuando la contractura muscular es tan grande que te duele hasta el pelo complica el tratamiento: éste es más doloroso para el paciente, que requerirá de más tiempo para la recuperación.
Versionando el dicho ‘Una retirada a tiempo es una victoria’, incidimos: ‘Una visita al fisio a tiempo, es una victoria’. Para tu cuello, tu espalda, tu hombro o cualquiera que sea la parte de tu cuerpo lesionada.

3. ‘Tus ejercicios formarán parte de mi rutina diaria’.
Además del tratamiento en clínica, los ejercicios (de estiramiento, trabajo muscular, etc) que pautamos a nuestros pacientes son un buen complemento para ayudar a su rehabilitación y recuperación.
¡Asúmelos como parte de ese proceso que te llevará a la mejoría completa!

4. Muy ligado con el propósito anterior, y dirigido tanto a l@s deportistas habituales como a los recién llegados: ‘Estiraré antes y después de entrenar’.
Ya os lo contamos en un ‘post’ anterior: estirar es el alimento que fortalece nuestros músculos. Este hábito supone una recarga de energía para el sistema muscular: reactiva la circulación sanguínea y ésta nutre al músculo de los nutrientes perdidos durante el entrenamiento. Además potencia el rendimiento deportivo: combate la musculatura corta y dura; evita contracturas, lesiones y dolor, así como los calambres y las agujetas, entre otros beneficios.

5. ‘Lo de la higiene postural dejará de sonarme a chino o de ser una musiquilla de fondo’.
En el trabajo (frente al ordenador, entre labores de carga y descarga o en puestos que implican plantones prolongados); en clase; en el coche; viendo la tele o incluso durmiendo: cuida tu postura. Otro punto a favor de la prevención de lesiones y molestias musculares.

6. ‘Siempre, en manos profesionales’.
Confiar tu salud a un profesional, debidamente acreditado, titulado, formado y con experiencia, es otra forma de prevenir. No te la juegues.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>