‘Vuelta al cole’: cómo hacerla fácil para los más pequeños de la casa

dustjacketattic.tumblr.com

dustjacketattic.tumblr.com

Finiquitadas ya, prácticamente, las vacaciones estivales y con la ‘vuelta al cole’ en el horizonte más próximo, la rutina ‘amenaza’ con asentarse de nuevo en la vida familiar. En pocos días las aulas abrirán de nuevo sus puertas y con ello empezará, tras la ‘anarquía’ veraniega, otro tipo de vorágine: la académica. Muchos pequeñ@s ansían reencontrarse con sus compañeros de pupitre, con sus profesores y profesoras, con su colegio. Sin embargo, para algunos el inicio de curso y la transición (del ocio máximo a la disciplina horaria) que ello conlleva resulta complicado. Si a los adultos nos cuesta volver al trabajo, ¿por qué iba a ser distinto con los más pequeños de la casa?

Apatía, cansancio, dolor de cabeza o problemas de espalda son algunos de los puntos ‘negativos’ que para algunos escolares tiene el regreso a las clases. ¿Cómo evitarlos? ¿Cómo lograr hacer más ‘amena’ y libre de obstáculos (físicos y mentales) la vuelta al cole? Seguid leyendo…

Encontrado en zoobug.com

zoobug.com

Irritables y con cierta dosis de apatía
Irritables y hasta un tanto apáticos. Así se muestran algunos escolares en los días previos al inicio del curso y también durante los primeros días de clase. Hacerse el remolón en la cama, negarse a hacer los deberes e incluso a querer entrar en la escuela son síntomas claros de esta irritabilidad y desmotivación tras tantas semanas de juego y descanso.
No hablar en casa del regreso al trabajo y a las clases en clave trágica puede ayudar a paliar esta apatía y falta de ganas de los más pequeños. Mostrar alegría por la nueva etapa que se abre tras las vacaciones, hablar de ella en positivo, fijar ciertas rutinas horarias durante los últimos días de vacaciones –a modo de preparación- y no saturar de actividades extraescolares al pequeño una vez iniciada la etapa escolar también hará la transición menos traumática para él.

Dolores de cabeza
Pasar del relax absoluto a la rutina y las responsabilidades escolares puede acabar generando cierto estado de estrés en la población estudiantil. Y el estrés, según revela el artículo que os mostramos aquípuede manifestarse en dolor de cabeza como migrañas o cefaleas. Evitar esta dolencia –de la que aumenta el número de casos entre la población infantil durante el otoño- pasa por normalizar los horarios de comidas y descanso y también por incluir en el día a día del niño o la niña actividades físicas que le ayuden a liberar tensiones y reducir la ansiedad.

Molestias en la espalda
La ‘vuelta al cole’ también es sinónimo de mochilas repletas de libros y horas sentados en el pupitre. Es inevitable para el estudiante, pero una mala higiene postural durante las clases y el hecho de cargar el material escolar en mochilas inadecuadas, mal llevadas o excesivamente cargadas, puede derivar en serios problemas de espalda para la población joven y al riesgo de que se cronifiquen en la edad adulta.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí va un ilustrativo vídeo sobre cómo ha de llevarse la mochila de camino al cole. Como punto de partida, una nota importante sobre el peso de este elemento imprescindible en la vida escolar: nunca debería superar el 10% del peso del cuerpo del niño y tiene que ir lo más pegada posible a la parte baja de la espalda para poder controlar la carga. El resto -desde cómo debes sentarte en clase a cómo cepillarte los dientes- en este vídeo del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid:

Por lo que respecta a la higiene postural, aquí os proponemos algunos consejos básicos (¡atención también adultos!) para evitar las temidas molestias en la espalda tras horas de clase o frente al ordenador.

1. Sentados en el pupitre: mantener la llamada postura del 4. Es decir, la base de los pies ha de estar totalmente apoyada sobre el suelo, las rodillas han de formar un ángulo de 90º y la espalda debe estar completamente apoyada en el respaldo de la silla. Aquí resulta clave la altura de la silla, para poder descansar los pies sobre el suelo. Elige la que mejor se adapte y, si no es posible, busca una pequeña tarima sobre la que apoyarlos.

2. Para las horas que se pasan ante el ordenador: echa un vistazo a esta imagen.

c7723e78a432a0568530f466e528f03f

3. A la hora de descansar (parte fundamental para relajar la espalda), es conveniente evitar dormir boca abajo y recomendable utilizar una almohada de grosor medio y que permita que la columna se mantenga recta, sin dobleces de cuello.

4. Y ya por último: realizar actividad física de manera regular, calentar y estirar antes y después de la misma, hacer estiramientos después del estudio e incluso aplicar técnicas de relajación muscular mediante ejercicios de respiración pueden ser de gran ayuda para menguar las tensiones y poner en forma el sistema muscular y, en especial, las zonas de la espalda y del cuello, las que más ‘sufren’ en la vida académica.

660af20980eea240eb584a6f3c4b36f9

Con toda esta serie de consejos, ejercicio físico, un descanso correcto y, sobre todo, con una actitud positiva y una sonrisa, la vuelta al cole será ‘pan comido’.

¡Hasta el mes que viene!

Encontrado en brokegirlsguide.com

brokegirlsguide.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>