Lumbalgia: cómo tratarla y cómo prevenirla

matthewremski.com

matthewremski.com

Los titulares de la prensa deportiva son, quizás, los que más acercan a la población general un problema físico de espalda tan extendido como es el dolor lumbar o la lumbalgia. Un ejemplo reciente, el del Diario Marca de este pasado 14 de octubre:

Una lumbalgia deja de nuevo fuera a Jorge Molina, delantero del Betis

Pero la lumbalgia (o dolor –crónico o puntual- de la zona inferior de la espalda) no es un problema exclusivo de los deportistas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 90% de la población mundial la sufrirá en algún momento de su vida. Un porcentaje que explica que esta afección en la zona lumbar sea la principal causa de baja laboral en todo el mundo y suponga un tercio de los casos de invalidez entre las y los trabajadores, según un estudio de 2014 realizado por investigadores de la Universidad de Sidney con datos de hasta 187 países y que fue publicado en la revista Annals of the Rheumatic Diseases. Este mismo estudio señalaba que casi el 10% de la población la sufre –sobre todo varones de entre 35 y 55 años- y que el grueso de afectados y afectadas reside en Europa Occidental, Norte de África y Oriente Medio.

Por su parte, y siguiendo con los datos y porcentajes, la Sociedad Española de Reumatología señala que, en el caso de España, el 15% de la población sufre lumbalgia y el 80% la sufrirá a lo largo de su trayectoria vital.

Dicho esto. ¿Qué es la lumbalgia? ¿Qué la provoca? ¿Cómo podemos prevenirla o tratarla una vez producida? Este es el objetivo del artículo que os proponemos para este mes de octubre. Continue reading

Lesión de rodilla y ejercicio aeróbico: ¿compatibles?

Como-funciona-la-rodilla-humana-3DOLOR-DE-RODILLAS2rodilla

Dicen que es la articulación ‘estrella’ de las lesiones. Por el deterioro natural que sufre a medida que vamos cumpliendo años, pero también por los daños que se ceban en ella por causas totalmente ajenas a la edad (desde el exceso de peso hasta el riesgo que suponen determinadas prácticas deportivas e incluso la ausencia total de las mismas: el sedentarismo). Sí, sí… hablamos de la rodilla.

A quienes sufren o han sufrido una lesión en esta compleja articulación el primer pensamiento que les viene a la mente es el de “se acabó la actividad física”. O al menos la de tipo aeróbico. Y tienen algo de razón, pero sólo ‘algo’.

Y es dicen que en la vida no hay nada imposible, que es cuestión de adaptarse, de buscar alternativas a las situaciones nuevas que emergen, y que a veces nos pillan por sorpresa. Y a este plan alternativo le dedicamos el post de este, ya en su recta final, mes de mayo. Lo dicho: hay un plan B para no renunciar al deporte aeróbico tras una lesión de rodilla, y os lo mostramos a continuación. Empezamos. Continue reading